Cómo acabar con el bullying en el aula con el programa Kiva

Published On: 10 mayo, 2016
Cómo acabar con el bullying en el aula con el programa Kiva

Muchos colegios europeos intentan replicar el éxito del programa KiVa para acabar con el bullying en el aula. KiVa (acrónimo de Kiusaamista Vastaan, “contra el acoso escolar” en finés) es un programa revolucionario que fue desarrollado en 2007 en Finlandia, país considerado de referencia por sus políticas educativas.

El programa KiVa tuvo un éxito tan evidente para acabar con el bullying que muchos países de Europa están tratando de aplicarlo a su sistema escolar. En concreto, Finlandia consiguió hacer desaparecer el acoso escolar en casi el 80% de los centros educativos donde se aplicó el revolucionario programa y en el resto se redujo de manera notable. ¡El número de casos de acoso disminuyó más de un 40% en tan solo un año!

En el programa Kiva, que ya se ha comenzado a implantar en algunos colegios españoles, los estudiantes reciben una veintena de clases a los 7, 10 y 13 años en las que aprenden a reconocer las diversas formas de acoso y mejorar la convivencia, a través de una serie de ejercicios.

Cada centro que adopta el programa cuenta con un equipo Kiva, formado por tres maestros, que actúan cuando se denuncia un caso de acoso. Sin embargo, todos los docentes de la escuela están implicados y permanecen atentos a los posibles conflictos con el fin de avisar al equipo KiVa cuando sea necesario.

Pero, ¿cuál es la clave del programa Kiva? Influir en el grupo de alumnos para que, en lugar de aceptar en silencio la situación de acoso o alentar el acosador, apoyen a la víctima y transmitan su rechazo ante la situación de abuso. Intervenir sobre el acosador y sobre la víctima parece evidente, pero el papel de los testigos que observan resulta fundamental.

A diferencia de los métodos que se centran en exclusiva en la relación víctima-acosador, Kiva intenta cambiar las normas que rigen el grupo. Dentro del grupo de alumnos están los participan como testigos, aquellos que no directamente no acosan, que tan solo observan y que en muchas ocasiones ríen las gracias. Con su comunicación no verbal trasmiten el mensaje el aula de que el bullying es divertido y está bien, aunque puede que tengan una opinión diferente cuando se habla con ellos privado.

Lo que el programa KiVa demuestra a la hora de acabar con el bullying es que no hay que cambiar la actitud de la víctima para que sea más extrovertida o menos tímida, sino que hay que influir sobre los testigos. Cuando se consigue que no participen en el acoso, la actitud del acosador cambia por completo. El objetivo de los profesores debe ser concienciar de que las acciones del grupo son importantes y conseguir empatía con la víctima, defenderla y apoyarla.

Si te gustó, compártelo!

¿Estás interesado en formarte?

Solicita información. Estaremos encantados de asesorarte.

Thank you for your message. It has been sent.
There was an error trying to send your message. Please try again later.
*Datos obligatorios

Cursos más demandados

Otros cursos que pueden interesarte

  • In this series of four online, interactive workshops teachers will build their confidence and discover practical techniques for delivering effective and engaging remote learning experiences.

  • Nuestro papel es el de acompañar, guiar, estar ahí, para poder impulsar, alentar y ver al niño/a en su particularidad. Y esto nos hace posicionarnos en otro lugar, nos hace reflexionar sobre nuestra práctica y nos provoca cuestionarnos en nuestro día a día.