Juan Carlos Torrego: “Hay que enriquecer la Educación ordinaria de los alumnos con altas capacidades”

Published On: 25 mayo, 2016
Juan Carlos Torrego: “Hay que enriquecer la Educación ordinaria de los alumnos con altas capacidades”

Juan Carlos Torrego es profesor del Departamento de Didáctica de la Universidad de Alcalá (Madrid) y ha coordinado el libro Alumnos con altas capacidades y aprendizaje cooperativo en el que defiende la Educación diferenciada y de calidad para este tipo de estudiantes. La Fundación SM y Fundación Pryconsa se han unido para sacar adelante esta propuesta educativa que busca la integración de los alumnos con altas capacidades en las aulas ordinarias.

¿Cómo son hoy los alumnos con altas capacidades?
La definición es borrosa, hay muchas escuelas, modelos… Pero yo creo que hay elementos que suelen estar presentes en todos: una inteligencia superior a la media, más allá de 130 de cociente intelectual, capacidad creativa, así como de trabajo y aprendizaje. La alta capacidad es un concepto dinámico, no es estático porque un alumno puede tenerla, pero si no se trabaja cabe la posibilidad de que se desperdicie ese potencial. Según el contexto en el que se mueva el estudiante –escolar, familiar y relación entre iguales– se atenuará o potenciará la alta capacidad.

¿Cuál es la situación a nivel nacional de este tipo de alumnos?
Los estudios que tenemos son alarmantes porque un análisis del Ministerio de Educación decía que pueden existir alrededor de un 2 o 3% de altas capacidades a nivel nacional. Estaríamos hablando de 300.000 alumnos con altas capacidades. Es verdad que son datos un tanto antiguos, pero se refieren a la detección de 2.000 solamente. Yo no creo que sean tan pocos, ahora tendremos detectados unos 20.000, pero aún así, el porcentaje es bajo. Por esto se trata de un tema por el que merece la pena seguir trabajando en programas como éste, que es una continuación del que desarrollan la Fundación Pryconsa y la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. Tanto este programa como el libro pretenden ayudar a detectar adecuadamente para después realizar una atención diferenciada. Junto a esto, creo que también es muy importante generar en paralelo una estructura de investigación evaluativa. Tenemos un programa, lo implementamos y evaluamos su funcionamiento –éste es nuestro papel en la universidad– para después realizar aportes que ayuden a mejorar el propio proceso. Investigación, desarrollo, investigación, ese círculo necesario. Hay que enriquecer la Educación ordinaria –no en horario extraescolar– de los alumnos con altas capaciades, diferenciándola para hacerla de calidad.

Hablas de llenar lagunas en el sistema educativo, ¿cuáles son estas lagunas?
La mayoría de los trabajos que se hacen tiene que ver con realizar un diagnóstico, una detección temprana para que estas altas capacidades no se desperdicien. Ésta es la primera cuestión, la segunda es sensibilizar a los docentes sobre la importancia de detectar y luego atender adecuadamente a estos estudiantes. Y tercero, que es el enfoque de este proyecto, la orientación a un enriquecimiento curricular. A estos alumnos la Educación estándar, la Educación para todos igual, no les funciona. Pueden acabar aburriéndose y son talentos que se acaban perdiendo. En definitiva, diríamos que vamos a atender, a dar igualdad de oportunidades a cada uno en función de sus necesidades y esto es lo que permiten las metodologías de aprendizaje cooperativo, que son las que estamos planteando en el marco de este proyecto y del libro.

¿Crees que todavía hay mucho desconocimiento en relación a este tema?
Yo creo que sí. En este país ya hemos superado los temas de cantidad, hemos resuelto la Educación para todos, y ahora toca la calidad. Y en esta calidad entra el compromiso ético de atender y diferenciar a los alumnos con altas capacidades.

Como todo lo que es diferente, las altas capacidades están llenas de tópicos.
La diferencia es difícil de integrar en una sociedad que no es muy integradora. Por eso es habitual que los niños no quieran mostrar esta capadidad para no mostrar esa diferencia. En este sentido se crean muchos estereotipos, por eso hay quien no entiende que haya muchos alumnos que cuando son detectados resulta que los encontramos asociados a un contexto de fracaso escolar. Claro que hay un perfil de alumno con altas capacidades que aprende sin problemas, pero hay otro perfil que se pierde, se aburre y está asociado al fracaso escolar. Y luego, como en cualquier otro nivel del sistema educativo, hay alumnos con problemas asociados a la conducta como TDAH, Síndrome de Aperger, etc.

¿Qué hay que hacer a corto plazo para obtener resultados a largo?
Volviendo al libro, lo que aportamos no es un discurso sobre cómo deben ser las cosas, sino una propuesta práctica de centros docentes que están trabajando en este enfoque y lo están aplicando. Debemos contribuir a enriquecer la estancia de estos niños en el centro escolar.

Si te gustó, compártelo!

¿Estás interesado en formarte?

Solicita información. Estaremos encantados de asesorarte.

Thank you for your message. It has been sent.
There was an error trying to send your message. Please try again later.
*Datos obligatorios

Cursos más demandados

Otros cursos que pueden interesarte

  • In this series of four online, interactive workshops teachers will build their confidence and discover practical techniques for delivering effective and engaging remote learning experiences.

  • Nuestro papel es el de acompañar, guiar, estar ahí, para poder impulsar, alentar y ver al niño/a en su particularidad. Y esto nos hace posicionarnos en otro lugar, nos hace reflexionar sobre nuestra práctica y nos provoca cuestionarnos en nuestro día a día.