Superdotados, niños con altas capacidades y rendimiento escolar. Entrevista a Carmen Sanz

Published On: 24 mayo, 2016
Superdotados, niños con altas capacidades y rendimiento escolar. Entrevista a Carmen Sanz

Carmen Sanz Chacón es psicóloga clínica sanitaria experta en inteligencia humana y superdotación intelectual y miembro del Colegio de Psicólogos de Madrid. También es licenciada en Ciencias Físicas, Máster en Dirección de Empresas y madre de dos hijos. Desde hace más de 10 años dirige El Mundo del Superdotado (elmundodelsuperdotado.com) y cuenta con la experiencia de haber trabajado y orientado a cientos de padres de niños superdotados, jóvenes y adultos. Próximamente impartirá en Madrid el Taller »Gestión del Talento y Altas Capacidades», destinado a profesores y a orientadores. Su último libro se titula La maldición de la inteligencia.

Entrevista a Carmen Sanz, experta en inteligencia humana y superdotación intelectual

Carmen Sanz: “Existe la idea por parte de los profesores de que un superdotado es el que tiene buen rendimiento escolar”.

¿Qué número de personas superdotadas hay en España? ¿Tenemos cifras fiables?

Por pura estadística, el superdotado está en un 2% de la población, que son los que tienen un cociente de inteligencia (CI) superior a 130 según la OMS. Tenemos un colectivo aproximado de 150.000 personas.

También los problemas se dan con los niños que tienen altas capacidades y que tienen un CI de 120. Por eso normalmente se habla de 200.000. Los profesores deben saber que alrededor del 2% de los niños de su clase son superdotados.

¿Cuál es la diferencia entre ser superdotado y tener altas capacidades?

Nosotros hablamos de superdotados a partir de 130 y de alta capacidad a partir de 120, eso es lo que se entiende más o menos a nivel internacional. Las altas capacidades no están definidas, pero sí significa que es una inteligencia superior y ya ahí empiezan a aparecer los problemas.

¿Cómo está contemplado en las leyes la atención a estos alumnos?

Mira, la situación en este momento es que tenemos una ley del año 2006 que dice que los niños del altas capacidades tienen unas necesidades especiales y dice una serie de cosas que se pueden hacer con ellos. La realidad es que la ley no se está aplicando, primero porque no hay detección, sólo están detectados unos 3.000 niños. Además, con los diagnosticados tampoco se está aplicando la ley porque hay determinadas barreras para que se considere esto un problema.

¿Por qué no están detectados todos?

En un primer lugar porque los orientadores se niegan a evaluar o, si los han evaluado, se niegan a aplicar medidas especiales. Los tutores también a menudo dejan pasar los temas; y también falta sensibilidad por parte de los directores de los centros. Entonces, aunque los padres vayan con un certificado de un centro privado, pueden pasar meses y hasta años para que se actúe por parte del centro.

Hay una idea por parte de los profesores de que un superdotado es el que tiene buen rendimiento escolar y ahí se nos pierden muchísimos niños. Hay muchos superdotados que no tienen un buen rendimiento escolar, y de hecho hay bastante fracaso escolar en la ESO o Bachillerato.

Enlace de interés: ¿Cómo detectar a un alumno con altas capacidades?

¿Y qué ocurre con los alumnos que sí están detectados como superdotados?

Aun cuando estén detectados y los padres pidan que se acelere a sus hijos, también se encuentran con barreras, porque hay una idea extendida de que la aceleración es mala. Tiempo atrás se nos aceleraba sin tanto problema.

Yo entré en la universidad antes de cumplir los 17 años. En EEUU a Bill Gates lo aceleraron y a Steve Jobs también. Es la medida que más se utiliza a nivel internacional y la más sencilla. Lo subes de curso y se integra perfectamente, pero hay una idea que dice que el niño no es lo suficientemente maduro para desarrollarse con niños más mayores: craso error.

Cuando tú tienes un CI de 130 y tienes, por ejemplo, ocho años, tienes una cabeza de 10 así que tu lógica es de dos años superior. Puede que tenga menos experiencia y menos malicia pero lo cierto es que se ha demostrado que es lo que mejor funciona.

La Excelencia existe: Un proyecto para superdotados del Colegio Amor de Dios que busca motivar a los alumnos con altas capacidades.

Por lo tanto, ¿se puede hablar de que no sólo es un superdotado intelectual sino también emocional?

Sí, en todo es más maduro. Tiene conversaciones de mayores y se entiende con ellos. Igual tiene problemas durante los dos o tres primeros meses hasta que lo aceptan, pero después estará perfectamente.

Hay madres que han preguntado en el curso de enriquecimiento de la Comunidad de Madrid y les han dicho que no hay problema con esto.

¿Qué sucede si a los alumnos no se les acelera?

Que los niños tienen problemas porque hay rechazo en su entorno. Sabes que todos como individuos rechazamos lo diferente. Un superdotado es diferente aunque se vista como los demás, y ese rechazo les afecta a la autoestima, les produce estrés e incluso depresión. A veces el rechazo es implícito y parece que no está ahí, pero está y a veces es explícito.

¿Cómo reaccionan lo niños ante ese rechazo?

Cuando ven que les rechazan lógicamente se sienten mal, tienen un complejo, pero reaccionan de dos maneras: unos de forma pasiva, algo que intentan disimular para que no les señalen y adaptarse a los demás.

A veces suspenden, les hacen repetir y si ya se aburrían antes, ahora se aburren más y abandonan. Por eso hay más fracaso escolar entre superdotados. Si el niño ascendiese de curso tendría la posibilidad de estar con niños más semejantes a él, y estaría más integrado. En el ámbito educativo se le exigiría más y no llegarían a la ESO con tan poco hábito de estudio. Muchos llegan a la universidad sin estudiar y tropiezan en primero porque nunca en su vida han estudiado.

Hay otro tipo de niños que no se esconden sino que se enfrentan. Como me rechazan, protesto, con los profesores también. Y entonces es cuando empiezan las expulsiones y nadie los entiende. Me encuentro con chicos de alta capacidad que han pasado por la problemática de las drogas porque es la única forma que ellos tenían de escapar .

También me encuentro mucho superdotado diagnosticado como TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactivad). Muchísimos, porque como es un niño que no para porque se aburre, o no presta atención, pues lo diagnostican y los medican.

¿Los test no se equivocan?

No. Los test están baremados. Podemos tener un niño que un día dé 128 puntos de CI porque ese día no está bien, o lo que sea, pero no hay en absoluto dudas importantes. No hay grises, en una mañana sabemos lo que le pasa.

Otra cosa es que después de ese punto de partida el niño haya desarrollado un trastorno, ¿no?

Sí, después es probable que haya desarrollado una fobia social, ansiedad, depresión, etc. A veces se confunden los diagnósticos.

Otros se adaptan fenomenal, se dan cuenta de que sus compañeros son más pequeños, se convierten en los líderes de la clase y van pasando los cursos sin dar ni golpe y les va fenomenal.

¿Estos son los menos no?

Donde hay menos problemas es en los entornos socialmente altos porque el nivel de formación de los padres es alto y el de los niños también, entonces ahí un superdotado puede encajar mejor.

¿Y qué hacéis desde vuestra organización para integrarlos?

Nosotros desde la fundación queremos trabajar en la difusión de este problema. Ahora estamos yendo a las empresas. A nosotros nos encantaría que además de tener un 2% de discapacitados, las empresas tuviesen un 2% de personas con alta capacidad, que son distintos pero que si hablas con ellos pueden aportar mucho a la empresa. Suelen tener mucha memoria y ser más creativos. La creatividad va normalmente asociada, pero no siempre.

  • Igualitarismo

“Se dice que a todo el mundo hay que educarle igual. La igualdad debe ser igualdad de oportunidades. Se suele igualar por debajo y ahí se trata mal a los que más destacan”.

  • Educar en la diferencia

“No estamos diciendo que se les dé Educación diferenciada a los superdotados, simplemente que si un niño es bueno en algo se le acere en ese algo. No queremos colegios para superdotados sino que se eduque en la diferencia. La nuevas tendencias educativas van por diferenciar por talentos y por capacidades”.

  • Repetición y aceleración

“Parece que es muy fácil hacer a un niño repetir y ponerle con los más pequeños, y no cuesta nada, pero al revés parece que no se quiere hacer. Yo no lo entiendo, antes no era nada difícil lo decidía el maestro. Incluso se ahorraba dinero, qué mejor para el sistema educativo”.

  • Integración y talento

“Se ha avanzado en que se ha integrado mucho pero se ha perdido en talento. Por lo menos en este caso en concreto de los superdotados”.

  • ¿Cómo es un estudiante superdotado?

“Cuando se habla de superdotado se habla de coeficiente intelectual y eso quiere decir que tienes un lenguaje superior, una capacidad manipulativa superior, una velocidad de procesamiento superior y una capacidad de razonamiento superior. Es un niño que tiene un ordenador en su cerebro”.

Por José María de Moya

Si te gustó, compártelo!

¿Estás interesado en formarte?

Solicita información. Estaremos encantados de asesorarte.

Thank you for your message. It has been sent.
There was an error trying to send your message. Please try again later.
*Datos obligatorios

Cursos más demandados

Otros cursos que pueden interesarte

  • In this series of four online, interactive workshops teachers will build their confidence and discover practical techniques for delivering effective and engaging remote learning experiences.

  • Nuestro papel es el de acompañar, guiar, estar ahí, para poder impulsar, alentar y ver al niño/a en su particularidad. Y esto nos hace posicionarnos en otro lugar, nos hace reflexionar sobre nuestra práctica y nos provoca cuestionarnos en nuestro día a día.